domingo, 28 de septiembre de 2008

PIES DESCALZOS PARA TODOS


Es una de las más grandes estrellas latinas y una incansable activista. Ahora Shakira, que sirve a los niños de su país y Latinoamérica a través de las fundaciones Pies Descalzos y ALAS respectivamente, planea llevar a nivel global su iniciativa.


La artista dijo que este mismo año lanzará su nuevo proyecto filantrópico, Barefoot (Pies Descalzos en inglés), adaptando el "pequeño" modelo de la organización que fundó en Colombia en 1995 a otros países del mundo. No especificó lugar ni fecha.


"Tenemos un modelo que funciona", dijo de Pies Descalzos, que según su sitio de Internet sirve a más de 4.000 niños en cinco escuelas en las regiones de Barranquilla, Altos de Cazucá y Quibdó.
"Por menos de dos dólares al día podemos darle a un niño educación de calidad y el alimento necesario para poder funcionar y ser capaz de aprender, porque un niño con el estómago vacío no puede aprender", afirmó Shakira en una entrevista con la AP en la Universidad de Columbia momentos después de exhortar a los presidentes de México, El Salvador, Argentina, Panamá y Paraguay a que incluyan el tema del desarrollo infantil temprano en la próxima Cumbre Iberoamericana, a finales de octubre.


Para ella, lo lindo de este programa radica en que casi se ha logrado erradicar el problema de la deserción escolar en las comunidades que sirve, pues "los padres ya no tienen el incentivo de enviar a los niños a la calle a trabajar, los envían al colegio a estudiar porque allí reciben la educación y la alimentación que cada padre desea para sus hijos".
En el evento previo, la cantautora de 31 años y el astro español Alejandro Sanz hablaron en representación de ALAS (América Latina Solidaria) sobre la importancia de la estimulación de los niños de cero a seis años, en el primer paso gubernamental que da la fundación desde su creación en el 2006.
"(Salimos) muy contentos de sentir que el tema ... se empieza a instalar", dijo en la entrevista. "Los presidentes parecen muy comprometidos y eso es lo que necesitamos... los niños de América Latina están esperando oportunidades".

Shakira, que el próximo año devela su propia estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, no está segura ni parece preocuparle que el público la recuerde de una u otra manera.


"No tengo grandes expectativas de que me recuerden", respondió a una pregunta sobre cómo le gustaría que el público lo haga, si por su música o su labor social, antes de dejar escapar una pequeña risa. "Especialmente en estos días, todo el mundo está tan distraído con tanta información... Yo soy apenas una abejita más tratando de hacer un trabajo constante en el panal".
"Trato de disfrutar mi vida estando aquí y de hacer lo que siento es parte de mi obligación moral como ser humano y como figura pública",
añadió. "La gente tiene muy mala memoria".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada