domingo, 10 de mayo de 2009

ANTONIO DE LA RUA- ENTREVISTA SOBRE ALAS E INFO SOBRE SHAKI.


“Estamos todo lo unidos que se puede estar”.

Después de mucho tiempo, el novio de la cantante colombiana rompió el silencio y esta semana dio una entrevista a una radio de Bogotá para hablar sobre las dudas que se ciernen sobre Alas, la fundación creada en mayo de 2008. También adelantó cómo será el nuevo material de Shakira y dijo que ellos, después de nueve años de relación, no piensan en el matrimonio.Por Brenda Yastremiz.


Reacio a dar entrevistas, se decidió a hablar para aclarar ciertas controversias que rondan a la Fundación Alas, liderada por su novia Shakira. El elegido por Antonio de la Rúa fue Julio Sánchez Cristo, quien conduce un programa radial llamado La W Radio, en Bogotá.


Siempre los periodistas hemos querido hablar con usted y nunca pudimos. Me imagino que quiere estar a la sombra.
—Sí, nunca sentí un motivo por el cual hablar en un medio de comunicación. Sí lo entiendo que hablen personas públicas como Shakira.
—Pero usted creció con un padre cuya vida fue pública.Tremenda contradicción.
—Sí, es verdad.
—Se encuentra con Shakira y decide esconderse...
—Digamos que conozco bien los sacrificios que implica la exposición. Entonces, me parece que sólo tiene sentido cuando alguien tiene algo importante para decir.
—También debe molestar que siempre les hagan las mismas preguntas.
—Sí, supongo que para ella más, porque es la que da entrevistas. Con el tiempo aprendés a inmunizarte de todo lo que pasa en los medios cuando tiene que ver con la vida personal. Se acostumbra rápido uno a alejarse de eso; es la forma más sana de vivir. Creo que todos los que están en la misma situación hacen lo mismo.
—Creo que usted quiere romper su silencio para hablar exclusivamente de la Fundación Alas. Aquí informamos que de Alas se fueron Ricardo Montaner, Juan Luis Guerra, Juanes y Miguel Bosé. ¿A qué renuncian ellos?
—Alas es un movimiento de muchos artistas. El compromiso más importante que han hecho todos fue unirse para un concierto que fue histórico, y todos lo han hecho porque tienen un compromiso muy grande con la niñez y con la sociedad latinoamericana. Todos los que vos nombraste están muy comprometidos con la causa. No sé en qué situación pueden estar ellos con el día a día de una fundación pero sí estoy convencido de que siguen siendo parte de esta causa y que si el día de mañana hay un evento en el que pueden aportar, van a estar. Yo acepté hablar porque esto puede ser un aporte; este movimiento tiene la capacidad de concientizar a la gente y eso es lo que hace que eventualmente los gobiernos reaccionen y se tomen en serio una política específica.
—¿Cómo ayuda Alas a resolver eso?
—A partir de los conciertos la fundación logró juntarse con los presidentes, con los titulares de la banca, de los organismos de crédito internacionales, con todos los que tienen la capacidad de empezar a dar una respuesta.
—O sea que Alas no recoge dinero para la educación temprana sino que busca presionar a los gobiernos para que se preocupen y dimensionen el problema.
—Alas no recoge ni administra dinero y no ejecuta programas por sí mismo. Es un movilizador y lo hace a través de los artistas.
—Pero se habla de millonarios que han invertido muchísimo en la Fundación Alas...
—Los artistas cada vez que se han juntado con empresarios le han explicado la importancia de dedicar parte de sus recursos a la educación temprana, a la investigación o a la implementación puntual de algún proyecto. Carlos Slim comprometió un aporte de su fundación implementado desde allí con sus propios recursos y su propia gente, no le dio plata a Alas.
—Slim no les dio dinero.
—No, lo invierte con su propia fundación. Lo mismo que Buffett.
—Es decir que William Buffett –hijo de Warren– no les giró US$ 50 millones.
—No, nunca tendríamos la capacidad para administrar semejante recurso. No es lo que sabemos hacer. Creo que donde los artistas hacen una diferencia es comunicando.
—Los artistas que se fueron dijeron, entre otras cosas, que Alas no tenía las cuentas claras. Pero si no hay cuentas, ¿por qué se van?
—Repito, no sé. Creo que si alguno se fue, ellos van a tener las respuestas. Yo no podría hablar en su nombre.
—¿Ellos renunciaron ante alguien, alguien les respondió...?
—No sé bien cómo es eso. Yo sé, por vos básicamente, que iban a estar más alejados del día a día de la fundación, pero a mí me parece que eso es entendible y circunstancial.
—No hubo una renuncia formal.
—No lo sé, por ahí el director de la fundación tiene una carta; yo no vi ninguna.
—Pero el director habla con usted.
—Sí, pero no he visto ninguna carta, al menos a mí no me ha llegado nada.
—¿Usted lo supo por los medios?
—Sí, básicamente.
—¿No lo ha llamado Juan Luis Guerra para explicarle?
—Con él hablé muchas veces y estoy seguro de que si mañana hay un evento donde él entiende que vamos a acercarnos más a este objetivo, estará. Lo mismo Juanes y Miguel Bosé.
Entonces, no entró a Alas dinero de los millonarios.
—Nunca, nunca.
—Pero Alas tiene un costo.
—Sí, como cualquier fundación privada que no recibe fondos públicos y que no hace programas de recaudación, tiene que estar financiada por el sector privado. Alas está financiada por siete empresarios.
—¿Quiénes?
—Carlos Slim, Alejandro Santo Domingo –presidente de la fundación–, el ingeniero Motta, Alejandro Bulgheroni, Alejandro Soberón y yo.
—¿Usted también se mete mano al bolsillo para pagar la operación de Alas?
—Sí, entre todos armamos un presupuesto y decidimos qué está bien y qué no.
—¿Cuánto vale, más o menos, un año operativo de la fundación?
—Es difícil decir, porque los presupuestos cambian según las actividades. Es una administración más pequeña, de tres, cuatro o cinco personas, y fácil de llevar.
—¿Por qué tuvieron tan mala suerte con los directores? Ya pasaron tres.
—Cualquier persona que arma un proyecto sin fines de lucro te puede decir que es muy complicado hacerlo. Hay muchas posibilidades de cometer errores, como en todo, y lo único que lleva adelante las cosas es la obstinación por hacer algo que sirva. Entonces, los errores son circunstanciales. Lo importante es que es un grupo de gente comprometida que sabe que está construyendo una oportunidad frente a los gobiernos.
—Entonces en Alas el director es un coordinador, porque no hacen obras ni inversión sino sólo las convocatorias.
—No, en algunos casos estamos empezando a trabajar con gobiernos como el de la Ciudad de Buenos Aires, con el que estamos desarrollando un proyecto de transformación de espacios edilicios sin utilizar para convertirlos en centros de educación para niños menores de 6 años. Esa plata no pasa por Alas, nosotros ayudamos a gestionar recursos.
—No hay cuentas para mostrar.
—No, y sería imposible. En una fundación tan sometida a la prensa, siempre encontrarían algo para decir.
—No lo noto preocupado por los que se fueron. Dice que ellos volverán cuando se los necesite.
—Entiendo tu posición porque tanta alianza de artistas permite que la prensa se ocupe de esto a veces bien y a veces mal. La comunicación es el desafío de estos proyectos. Nuestra experiencia es que siempre terminan todos uniéndose para ayudar.
—No le preocupa que ellos tengan dudas.
—No. Podría hablar con ellos y explicarlo mejor, y seguramente las cosas se resolverían. Las únicas cuentas de la fundación son las de la administración de la gestión diaria.


—Cambiando de tema: ¿y el nuevo CD de Shakira?
—Creo que en junio estará saliendo la primera canción. Primero lanzará su CD en inglés, y seis meses después saldrá en español con nuevas canciones.
—¿Hay dúo con Madonna?
—No, Shakira tiene una buena relación con ella pero nunca hablaron de hacer una canción juntas.

—¿Y del matrimonio nada?
—Eso hay que preguntárselo a Shakira. Ella es la que maneja esas cosas, viste cómo es, para qué nos vamos a engañar. Ya llevamos juntos 9 años, un montón. Nosotros nos sentimos muy unidos, entonces nunca hemos sentido la idea de que un matrimonio nos pueda unir más; estamos todo lo unidos que se puede estar.


Alas nace como una iniciativa de un grupo de artistas latinoamericanos que se reúnen para dar a conocer una urgencia de la región que es la situación de los niños de 0 a 6 años”, explicó Antonio de la Rúa en la entrevista que dio a W Radio de Colombia. “La fundación está dedicada exclusivamente a ese sector porque es el más vulnerable y el que más necesita la ayuda del Estado y de la sociedad, y al mismo tiempo es el que más está sufriendo las consecuencias de la pobreza en la región. Hay unos 50 millones de niños de 0 a 6 años, de los cuales sólo la mitad o un poco menos reciben educación temprana. De ese grupo, unos 9 a 10 millones tienen además malnutrición crónica; y dentro de este grupo, unos 300 mil mueren al año por estar mal alimentados.” Según dijo el novio de Shakira, estos datos hicieron que Juanes, Miguel Bosé, Alejandro Sanz, Juan Luis Guerra, Mercedes Sosa y Fito Páez, entre otros, se unieran el 17 de mayo de 2008 en un concierto en simultáneo en Buenos Aires y México.


—¿Cuál será el siguiente concierto?
—No tenemos pensado hacer otro; sirvió para construir una marca, fue un punto de partida. Hoy no vemos que haya esa necesidad y ahora el objetivo de todos es llegar a fin de año con un plan regional que los gobiernos aprueben en la Cumbre Iberoamericana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada