jueves, 29 de abril de 2010

SHAKIRA EN USA CONTRA LA LEY DE ARIZONA.

Con su visita de este jueves a la capital de Arizona, Phoenix, la superestrella colombiana Shakira buscó darle fuerza a la oposición a la nueva ley que criminaliza la inmigración de indocumentados en ese estado.

Trevor Neilson, consejero político y filantrópico de la cantante, explicó a BBC Mundo que a Shakira le preocupa especialmente la habilidad que tendrá la policía bajo la nueva legislación de singularizar a las personas por el color de su piel.

"Shakira viaja a Phoenix para expresar su gran preocupación ante el impacto que podrá tener esta ley en las familias trabajadoras latinas que se esfuerzan por lograr el sueño americano", expresó Neilson.

Tras su llegada a Phoenix en horas de la tarde, la artista se reunió con agentes policiales, funcionarios gubernamentales y familias hispanas "para discutir las implicaciones de esta ley".

Neilson resaltó que "Shakira es una gran filántropa y humanitaria y como parte de la comunidad latina global" le interesa las implicaciones de la nueva ley que obliga a los policías a detener a cualquier persona que sea "razonablemente sospechosa" de ser un indocumentado.

Fanática de EE.UU.

"Shakira es una gran fanática de Estados Unidos y parte de lo que más ama de este país son los derechos garantizados por la Constitución y ella cree que esta ley aparenta ser inconstitucional", agregó el asesor político.

Uno de los funcionarios con quien se reunirá la artista pop colombiana es el alcalde de la ciudad de Phoenix, Phil Gordon, quien anunció su intención de demandar al estado de Arizona por la ley antiinmigratoria.

Phoenix es una de las ciudades de Arizona que podría sufrir serios daños en su economía si se lleva a cabo el boicot contra el estado que ha sido convocado por diversos sectores de Estados Unidos.

La medida ha sido apoyada por abogados especialistas en inmigración y grupos de derechos humanos, así como el gobierno de San Francisco y el activista negro Al Sharpton, quienes aseguraron que Arizona debe pagar las consecuencias de la polémica norma.

Detenciones por "sospechas razonables"

La ley SB1070, que fue promulgada el viernes de la semana pasada por la gobernadora Jan Brewer, obliga a los agentes policiales locales a hacer cumplir las leyes de inmigración federales.

Con la nueva normativa, los agentes tendrán que detener a cualquier persona para verificar sus documentos de identidad en caso de que tengan una "sospecha razonable" de que pueda ser un indocumentado.

La legislación también permite que sea detenida cualquier persona que ayude, transporte o contrate para trabajar a cualquier inmigrante que no tenga los debidos documentos migratorios de EE.UU.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada